Es evidente que las medidas, que ha tomado el Gobierno Nacional, para frenar la expansión de la pandemia conlleva restricciones vitales de movilización que han afectado el diario vivir, estas restricciones se ven reflejadas también al momento de escoger si las parejas (padres en conflicto) DEBEN O NO PERMITIR LA VISITA DE SUS HIJOS CON EL OTRO PADRE, nuestra sugerencia es que definitivamente DEBE PRIMAR EL DERECHO A LA VIDA y a la integridad física, no solo de los hijos, sino de sus padres, cuidadores y en general de la familia, en consecuencia concluimos que la visita física no es conveniente.

Dicho lo anterior, los padres (papá y mamá) tienen en sus hombros la responsabilidad de saber que con sus decisiones o posturas frente a las visitas sus hijos podrían estar exponiendo a los niños y a su entorno social a un mal mayor, porque si bien es cierto, al menos por la información que se tiene, los niños son menos propensos a manifestar los síntomas del virus, son un medio para propagar el mismo.

Estas circunstancias actuales, han abierto enormes posibilidades para que todos los seres humanos podamos comunicarnos de maneras diferentes, y obviamente este asunto toca sensiblemente a los menores, quienes no resultan ajenos a las consecuencias de las restricciones, por lo que durante este periodo de emergencia sanitaria, en aras de garantizar este derecho a las visitas, resulta altamente conveniente aprovechas los recursos tecnológicos (video llamadas por WhatsApp, Facetime, Skype, Zoom, etc.) que en estos momentos son los más idóneos para lograr el objetivo primordial de “mantener el vínculo paterno /materno filial”.

Finalmente, si usted tiene un conflicto frente al tema del cual nos ocupamos hoy, no dude en comunicarse con nosotros, estamos utilizando todos los medios electrónicos disponibles para apoyar nuestros usuarios.

WhatsApp: 3006006245 y 3002392890